Espacio dedicado al Running, trail, triatlón, duatlón y ciclismo.

domingo, 22 de noviembre de 2015

5 motivaciones para afrontar el otoño






El verano se ha ido y con el, el sol, el calor y las largas horas de luz que siempre te dan más margen para incluir nuestro entrenamiento en cualquier momento del día. Con la llegada del otoño todo se complica. Si no tenemos un objetivo claro o planificado, puede que el frió, la lluvia y los días más oscuros nos repriman más a la hora de salir a entrenar.


Por eso os dejo aquí 5 cosas que podéis hacer para combatir esa pereza.


1. Olvídate del cronómetro

A lo mejor tu cuerpo y tu cabeza están exigiendo una parada prolongada, tal vez pueda ser un buen momento para darte algunas concesiones. Primero, lo que debemos hacer es: reducir el volumen de los entrenamientos. Correr menos tiempo y correr más lento. Pero correr! Basándose en sus sentimientos más básicos. También una buena forma de correr, sería hacerlo por sensaciones. Pero sin agobiarte por las exigencias de los ritmos, como cuando te encuentras en plena fase de preparación.

Escribir unas cuantas frases cada noche a menudo ayuda a entender mejor las razones de la pérdida de motivación y a redescubrir porque lo haces.


2. Cambio de rutinas

No hay nada peor para la mente que la rutina. A lo mejor el seguir repitiendo los mismos tipos de entrenamientos y realizarlos por los mismos sitios, te han empezado a aburrir. Uno de los beneficios de correr o montar en bici, es que ofrece total libertad de movimiento. Para salir a correr intenta localizar parques nuevos o zonas de tierra por la que habitualmente no salgas, u otra parte de tu población por el que habitualmente no sueles ir. O simplemente un pequeño cambio es suficiente, como por ejemplo, hacer el recorrido contrario al que haces habitualmente. Lo suficiente para crear un  pequeño cambio en tu cabeza. 
Para la bici puedes meterte en algún foro y preguntar a otros compañeros que vivan por tu zona, que rutas hacen ellos. Esto te ayudara a buscar nuevas motivaciones y ganas para vestirte y salir de nuevo a la calle.

Hay muchas paginas en internet donde puedes encontrar nuevas rutas. Pero particularmente, hay una por encima de todas, wikiloc (al menos para mi). Solo tienes que registrarte, entrar, seleccionar el deporte del que quieres examinar la ruta, buscar la más próxima a la zona donde quieres entrenar y descargarla. Si no la conocéis, probarlo, porque realmente es fantástica y gratis.


3. Entrenar en grupo

Correr es un deporte individual que debe ser practicado lo más uniformemente posible entre amigos o conocidos de similares niveles. Pero para momentos en los que la motivación brilla por su ausencia, el salir a correr con otros corredores nos puede dar el impulso y la fuerza necesaria. Los grupos generalmente generan fuerza y moral. Cuando sales con otros personas, el echo de hablar de temas que te puede preocupar de tu día a día o simplemente bromear y reírte. Te puede ayudar a recuperar la motivación perdida. O simplemente por el compromiso de haber quedado para entrenar con otra gente, evitaras caer en la típica excusa de última hora como es el cansancio, el frío o cualquier otra que se te ocurra en ese momento.



4. Hacerte pequeños regalos

El mal tiempo, las piernas de plomo, la familia o las frustraciones profesionales
puede hacer que salir a entrenar sea todo un hazaña. Entonces
recompensatelo.

El darnos pequeños regalos regularmente, nos puede dar razones para entrenar. Un pequeño dulce, una comida, un baño relajante o lo que cada uno pueda considerar que es un regalo para el.
Otra regalo puede ser anterior al entreno. Por ejemplo, comprarte una prenda o
accesorio nuevo para correr, y las ganas de estrenarlo te dará la motivación
para entrenar.

Aunque cuidado con buscar la motivación exclusivamente con este último modo,
porque te puede llegar a salir muy cara la búsqueda de motivación.


5. Atreverse con un objetivo ambicioso

Prohibido prohibir! O, más exactamente, no limitar tu práctica deportiva en otras áreas. No seas modesto. Se atrevido y ambicioso. ¿Se te ha pasado por la cabeza inscribirte en una carrera de 5, 10, 21 o 42 km? ¿Quieres iniciarte en otras pruebas como cross, trail? o tal vez quieres iniciarte en el triatlón o el duatlón o cambiar el MTB por la bici de carretera. Pues este es el mejor momento para  poner fecha a ese deseo y empezar tú preparación.

El tener un objetivo ambicioso nos dará regularidad, fuerza, motivación y confianza
para lograr nuestro reto. Cuéntale a tu pareja, familiares y amigos, vuestro proyecto. El hecho de contarlo te hará crear un mayor compromiso con el objetivo que estás a punto de empezar.




Ahora no tienes escusa, toca salir a entrenar.
Animo!! el otoño es vuestro.

Si os ha gustado este post, no dudéis en compartirlo con vuestros amigos y
conocidos. También podéis dejarme vuestros comentarios en relación a está entrada. 

Un saludo.



Fuente: Kalenji-Running. (www.kalenji-running.com)